11/1/10

Echale la culpa a la ausencia

Mi barrio, mi casa, mi perro, mi ducha, mi pava, mi mate.  Mi amor.

Llegar a Casa.

7 comentarios:

  1. Sobre todo mi ducha. Lo demás...

    ResponderEliminar
  2. Claro.

    Lo demás va y viene che.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y el inodoro?
    No nos olvidemos del inodoro.

    ResponderEliminar
  4. Naaaa.
    No soy una chica Activia, no extraño el inodoro.

    ResponderEliminar
  5. En mi caso son las almohadas- así, en plural- aunque claro, se pueden trasladar con uno. Imaginen la escena, ahi viene la Sugus de visita, con sus almohadas.

    ResponderEliminar
  6. Ja.
    Me hiciste acordar a una amiga que sostenía todo lo contrario. ¡Ma que me importa la almohada! ¡Lo importante es dormir con piernas!!!!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo13/1/10 0:05

    Ah, que picara su amiga. En tal caso, cualquier extrañamiento que uno tenga se torna abstracto. Al menos por un rato, vio?

    ResponderEliminar